Economía

Made in Dagenham

Por 1 mayo, 2019 noviembre 12th, 2019 Sin comentarios

La brecha salarial afecta de manera directa la economía de las mujeres, así que en fechas de la conmemoración del Día Internacional del Trabajo, recomendamos la película Made in Dagenham que, ambientada en la década de los sesenta, relata el momento en el que 187 trabajadoras de Ford, lucharon por la igualdad salarial, un evento que dejó grandes consecuencias en la historia de los derechos de las mujeres.

Por Sandra Valoyes Villa

La película fue titulada en inglés Made in Dagenham (Hecho en Dagenham), por ser el nombre del barrio del Gran Londres, reconocido por tener la principal fabrica de Ford en el Reino Unido, y por ser el lugar donde en 1968 se gestó una revolución por igualdad salarial que generó avances para las mujeres de Inglaterra y que posteriormente se convertiría en un ejemplo mundial.

Made in Dagenham presentada en castellano como Mujeres que hacen historia, se basa en los hechos reales que llevaron a que las costureras de la Ford en Dagenham, lideradas por Rita O´Grady (interpretada por Sally Hawkins), iniciaran una revolución en el mundo laboral de la época, por demandar salarios igualitarios.

La película tiene en cuenta, además, la cotidianidad de las mujeres que va más allá de su contexto laboral, retratándolas en sus vidas familiares, con extensas jornadas de trabajo diario en el hogar; también presenta tanto la posición de hombres tradicionales que rechazan la protesta para mejorar los salarios de las mujeres, como la de aquellos que las apoyan para alcanzar ese derecho.

Uno de los aspectos que la película presenta con más contundencia, es la solidaridad entre mujeres, no sólo entre las obreras de la fábrica que llevan la huelga, sino entre Rita, la protagonista y Lisa (interpretada por Rosamund Pike), quien a pesar de ser la esposa de uno de los ejecutivos de Ford en Dagenham, la alienta para no desistir justo en uno de los momentos más difíciles para las obreras.

Sin duda, la presencia de la Secretaría de Estado de Empleo o la Ministra de Trabajo del momento, Bárbara Castle (interpretada por Miranda Richardson), demuestra la importancia de las mujeres en lugares de decisión y poder, sobre todo para la creación de acciones afirmativas frente a necesidades y problemáticas que afectan particularmente a las mujeres, pues nadie sabe mejor que una mujer lo que significa serlo.

En definitiva, desde este hecho histórico la película posibilita comprender de manera entretenida, los sucesos que se desarrollaron cuando las trabajadoras descubrieron que ganaban menos por el hecho de ser mujeres, y narra sus múltiples acciones para eliminar esta brecha.

Aunque la brecha salarial persiste en distintas latitudes del mundo, esta película dirigida por Nigel Cole, se suma al listado de las obras cinematográficas imperdibles o repetibles sobre las luchas de las mujeres por alcanzar sus derechos y funciona como ejemplo para mostrar que cuando una situación es injusta, es necesario tomar medidas para corregirla y dejarlas como legado para las siguientes generaciones.

Vea este fragmento:

Ficha técnica

Sinopsis: “En 1968, casi 200 costureras de la planta Ford de Dagenham, en Londres, organizaron una huelga para reivindicar la igualdad de salarios con respecto a los hombres. Lideradas por Rita (Sally Hawkins) acaban consiguiendo la aprobación de la Equal Pay Act.” (FILMAFFINITY)
Dirección: Nigel Cole
Guión: Billy Ivory
Año: 2010
Duración: 113 minutos
País: Inglaterra

Déjanos tu opinión