Mujeres de Confiar

En Bogotá hablamos de economía solidaria con perspectiva de género #ForosConfiar

Por 17 noviembre, 2018 octubre 20th, 2019 2 Comentarios

Por Angie Carolina Cardona

El pasado 14 de noviembre estuvimos en Bogotá en una de las versiones de nuestros Foros Confiar: Por una economía con Perspectiva de Género. Quisimos conversar sobre los impactos económicos que genera la división sexual del trabajo, en donde las mujeres por tener más responsabilidades en el hogar y el cuidado de los hijos, están expuestas a formas de desigualdades económicas que pasan por discriminación laboral, brechas de género en los ingresos, falta de autonomía económica, doble jornada laboral, entre otras. Si se perdió el Foro, encuentre en este artículo los aspectos más relevantes de esta discusión.

Tuvimos la fortuna de contar con dos invitadas muy especiales. Angélica Sánchez Romero estuvo en representación de Asoporquinua, una experiencia económica productiva desarrollada por mujeres rurales y madres cabeza de hogar de Guasca, Cundinamarca. También nos acompañó Laura Ramos Jaimes, economista de la Universidad Nacional, Magíster en Género y Política y gerente de investigación en CoreWoman, una organización dedicada al empoderamiento económico de las mujeres. Dos invitadas que permitieron generar un contraste de reflexiones entre lo académico e investigativo, pero también desde la experiencia del emprendimiento y el trabajo  de las mujeres.

Asoproquinua es una asociación de productoras de quinoa compuesta mayoritariamente por mujeres rurales cabezas de hogar, que se dedican a la siembra, cosecha, poscosecha, transformación y comercialización de productos alimenticios a base de quinua con procesos agroecológicos. Su labor las ha llevado a participar en diversas ferias a escala regional y departamental y a ser premiadas por la gobernación de Cundinamarca en la convocatoria Mujeres Emprendedoras, convirtiéndose en un referente a nivel departamental por su fortaleza organizacional.

Para las mujeres de Asoproquinua, la economía feminista «más que una corriente de pensamiento, es una práctica transformadora que pasa por procesos energéticos alternativos, en donde no es gratuito que la mayoría de emprendimientos ecológicamente sostenibles sean liderados en su mayoría por mujeres» señaló Angélica Sánchez Romero. Este es un proceso que además de aportar a la construcción de autonomía económica de las mujeres, también permite construir lazos comunitarios, generar procesos organizativos y crear redes solidarias que permitan el ejercicio de los derechos de las mujeres y defensa ambiental.

La intervención de Angélica, llevó a Jenny Giraldo García, representante de Mujeres Confiar y moderadora del panel, a preguntar por el papel del cuidado de la tierra, el cuerpo y la vida, en la economía feminista. A esto Laura Ramos Jaimes respondió que «la economía feminista evidencia la existencia de los roles de género que generan una división sexual del trabajo. El hecho de que haya personas que se dedican al cuidado, a proveer servicios, a que otras personas puedan salir a trabajar con un salario, no se tiene por qué traducir en una especie de castigo económico o político porque no tienen acceso a la esfera pública».

Desde la mirada de la economista Laura Ramos Jaimes, es necesario pensarse la realidad y las dinámicas económicas, desde las relaciones y roles que se han establecido entre hombres y mujeres, poniendo énfasis sobre cómo se toman las decisiones en sociedad en un permanente proceso de negociación, en el que el poder es un factor muy importante. Para Ramos Jaimes, «aunque las mujeres sean productivas, por ejemplo, como amas de casa, este valor producido y su experiencia no son reconocidos por el mercado laboral y mucho menos recompensados de una forma justa. Esto es preocupante pues son las mujeres quienes cuidan y están educando a la siguiente generación de trabajadores y no se reconoce el valor de eso».

En la actualidad, a pesar de algunos avances en materia de derechos, muchas mujeres deben distribuir su tiempo entre las tareas del hogar y la búsqueda de oportunidades económicas para el sustento de sus mismas familias. Esta realidad que se ha venido  conociendo como la doble jornada femenina, es una desigualdad de género que hoy se continúa normalizando.

Debido a estas desigualdades, la Fundación CoreWoman se dedica a lograr el empoderamiento económico de las mujeres y la igualdad de género. El empoderamiento económico de las mujeres desde esta fundación es entendido como «un proceso en el que las mujeres se involucran y negocian con su entorno. El primer paso en este proceso es el acceso a los recursos estratégicos, el segundo paso, es la toma de decisiones, poder decidir sobre esos recursos, pero también sobre sí mismas y sobre sus contextos. No se trata solamente de tener los recursos sino asegurarse de estar tomando buenas decisiones, que desarrollen la creatividad, que implique una construcción participativa dentro de las comunidades, y que estas decisiones se reflejen en la familia y en la comunidad. El tercer paso es definir, ya con los recursos y la toma de decisiones, lo que es importante para las mujeres y su comunidad» señaló Laura Ramos Jaimes.

Una de las conclusiones más importantes a las que llegó la economista, es que los proyectos de las mujeres tienen objetivos que terminan beneficiando, no solo a las mujeres, sino a todo su entorno. Estos procesos de empoderamiento económico de las mujeres terminan reforzando procesos de comunidad, de participación y formación y llaman la atención de otras instituciones.

De lo que trata la economía con perspectiva de género, según los aportes de las invitadas es  que los procesos productivos no solo tengan como fin lo monetario, sino que integren elementos cada vez más solidarios.

Con esto, quedan entonces algunas preguntas para las instituciones, organizaciones internacionales, nacionales, financieras ¿cuáles son los objetivos que las mujeres quieren lograr y cómo podemos aportar a estos procesos de empoderamiento económico de las mujeres? ¿Cómo tornar estos objetivos hacia fines más solidarios? ¿Cómo hacer que los y las cuidadoras reciben la recompensa adecuada por su aporte a la economía y a la sociedad?.

Son bastantes interrograntes que seguiremos esbozando en nuestros conversatorios, así que no se pierdan el cierre del ciclo de foros de economía con perspectiva de género que será este 24 de noviembre en Medellín .

2 Comentarios

  • Ana dice:

    Que buen evento, realidad de la cual no podemos olvidar la lucha de la mujer en reivindicar nuestros derechos en prespectiva de género

    • Angie Cardona dice:

      Muchas gracias por haber asistido al evento Ana. Como las reflexiones continúan, te invitamos este 24 de noviembre a ver el streaming del Foro de cierre que será en Medellín. Puedes seguirlo en nuestras redes sociales.

Déjanos tu opinión